Mujer estrangula a su hijo de 11 años solo porque jugaba con su teléfono de madrugada

Alexandra de 33 años escondió el cuerpo de su hijo en una caja de cartón y la llevó a otra casa donde fue encontrada diez días después.

Rafael de 11 años fue asesinado por su propia madre, Alexandra en el municipio de Planalto, en Río Grande del Sur, Brasil luego de que le causara molestia que él durmiera hasta altas horas de la noche por jugar con su teléfono celular.

Los hechos ocurrieron e 15 de mayo cuando la mujer identificada como Alexandra Dougokenski de 33 años acudió ante las autoridades para denunciar la desaparición de su hijo.

No obstante, diez días después de haber sido reportado como desaparecido el pequeño fue encontrado en el garaje de un domicilio al interior de una caja de cartón.

La mujer fue detenida y afirmó que le había suministrado píldoras al menor accidentalmente, pero debido a que había huellas de haber sido estrangulado terminó por decir la verdad.

Alexandra afirmó que en la madrugada fue a la habitación de su hijo Rafael a quien encontró despierto jugando con su celular, en ese momento perdió el control, tomó una cuerda de lavandería y comenzó a estrangularlo.

Cuando se percató de que había asesinado a su hijo lo cubrió con una bolsa y sacó el cuerpo de su habitación para después meterlo a la caja.

Tras llevarse a cabo las investigaciones la mujer fue presentada ante las autoridades quienes la han acusado de asesinato intencional, entrega de información falsa a la policía y ocultamiento de un cadáver por lo que podría pasar hasta 30 años en la cárcel.