Mujer que robó a Dylan pagó 200 pesos por él; soñaba con ser madre

Margarita «N» habría sido abandonada por su pareja sentimental debido a que no podía tener hijos por lo que decidió robar aún niñó pensando que así el volvería con ella.

El pasado viernes por la mañana, las autoridades de Chiapas lograron rescatar al pequeño Dylan de 2 años de edad quien fuera robado hace 45 días en mercado de San Cristóbal de las Casas, hoy se saben las razones del rapto.

Margarita «N» la mujer que fue detenida por haber plagiado al menor afirmó que su sueño era que «le dijeran mamá» pues no puede tener hijos.

Aunado a ello, indicó que había sido dejada por su pareja sentimental debido a que no podía embarazarse, por ello decidió robar a Dylan y así el hombre pudiera regresar con él.

La mujer originaria de Nueva Esperanza de los Pobres decidió mudarse a la comunidad de Las Palmas, un pueblo que apenas tiene 20 casas pues temía que en su pueblo, los vecinos llamaran a la policía y le quitaran al menor.

Margarita confesó que desde que su pareja la abandonó simuló estar embarazada para que las personas que la conocían creyeran que por fin tendría un bebé luego de que varios doctores le dijeran que era estéril.

Además, les contaba que su esposo se había ido a trabajar a la ciudad y una vez que naciera su bebé, él volvería a casa, no obstante, sabía que no regresaría y por ende comenzó a planear el robo de un menor.

El 28 de junio llegó a San Cristóbal para comenzar a caminar en las calles observando a niños que estuvieran solos para poder hurtarlos, pero no le fue posible hacerlo.

Fue hasta el lunes, después de haberse hospedado en un lugar donde rentan cuartos por día que se desplazó al mercado donde sabía que había poca gente pues por la pandemia algunos negocios estaban vacios.

En ese lugar observó a Dylan Esaú después de caminar por los pasillos por varias horas haciéndose pasar por una cliente más y así comenzó a planear el rapto.

No fue sino al día siguiente cuando vio que aun le quedaba algo de dinero pero ante el temor de que pudiera ser descubierta decidió entregar 200 pesos a un par de niños para que sacaran al menor del lugar afirmando que se trataba de su hijo para que estos no sospecharan.

Margarita emprendió la huida hacía su casa ubicada en Nueva Esperanza de los Pobres siempre con el temor latente de poder ser descubierta por los pobladores de la entidad que cuentan con historial de linchamiento a defraudadores, ladrones y «robachicos».

A partir de ese momento comenzó la búsqueda por parte de la madre de Dylan, Juanita Pérez y todos sus conocidos e incluso nunca se imaginaron llegar a la plancha del Zócalo de la Ciudad de México para pedir ayuda del gobierno federal para encontrar al pequeño.

Tuvieron que pasar 45 días para que el menor pudiera ser rescatado y Margarita «N» encarcelada, acusada de haber sustraído a un menor de edad.